Con halo de melancolía percibo tu aroma,

Recuerdos que traen memorias de antaño,

Sentidos que en este cuerpo descargo y resguardo,

La dulce canción que con tu nombre llamo.

Conforme a tu tiempo yo he caminado,

Siendo poesía, amiga y labios,

Sin preferir mis palabras en el viento,

Tus ojos contemplo, mientras tu voz se aleja de mis manos.

Tu esencia no es desconocida,

Ha sido un suspiro que en mis recuerdos conservo y aclamo,

Como aquel que desea lo que sueña,

Me adueño de tu piel por días y no por años.

Bendita Luz que sigues mis pasos,

Permíteme tomar tu aurora de vez en cuando,

Deja que mi piel profese tu tacto,

 Encerrando mi ansiedad en tu cúpula perpetuada.

Bendita luz que entre nubes te escondes,

Eres agua en este camino empedrado,

que me dispone en mi alma lo bueno y lo malo,

amando tu sombra, aunque no pueda contemplarlo.

L-Cruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: